El Faro de Cabo Corrientes, un importante elemento de identidad para la región Costa

Luego de que el Faro de Cabo Corrientes contara con varias obras de mejora y que el municipio lo solicitara, la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC) sumó al inventario de Patrimonio Cultural de Estado, a esta infraestructura que hoy, es un elemento identitario muy importante de la región Costa de la entidad.

 
El faro es una edificación de tipo ecléctico cuya construcción inició en 1901 y concluyó en 1902, por petición del entonces Presidente de México, Porfirio Díaz, ubicado en la localidad de Corrales, Cabo Corrientes, Jalisco. 
 
La solicitud para que formara parte de este importante listado El Faro de Cabo, la hizo en 2020 el municipio, encabezado por el presidente de Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez Gordián.  
 
La incorporación de este bien inmueble clasificado como de valor Artístico Relevante según consta en el Inventario Estatal de Patrimonio Cultural del Estado de Jalisco en su publicación del 19 de noviembre de 2020, se debió al sistema constructivo, a la estructura con la que cuenta el faro, además del diseño propio de la época Porfiriana; es decir, por sus características arquitectónicas eclécticas que lo hacen especial, también cuenta con un gran reconocimiento por parte de la población del lugar.  
 
Está compuesto por los siguientes elementos: herrería italiana y una linterna fabricada en 1875 por la casa Chance Brothers and Co., ubicada en Birmingham, Inglaterra, misma que fue trasladada a Cabo Falso en Baja California Sur, siendo la más antigua del país que aún está en servicio.  
 
La estructura de la torre corresponde a un tronco piramidal. El sistema original de incandescencia era a vapor de petróleo, teniendo un alcance luminoso de 61 millas y un alcance geográfico de 24.4 millas; en la actualidad cuenta con un foco de 1,500 watts con un alcance luminoso de 40 millas náuticas. La luz se encuentra a 93 metros sobre el nivel del mar y la torre alcanza una altura de 18 metros. 
 
Además de contar con características arquitectónicas relevantes correspondientes al estilo ecléctico, la calidad en los acabados y diseño, El Faro de Cabo Corrientes, forma parte de la identidad del municipio, cuenta con arraigo en el imaginario colectivo, reconocido como símbolo de soberanía, paz, custodia de las costas y guía de los navegantes.  
 
Por lo anterior, Cultura Jalisco dio cuenta de la presencia en esta obra de los siguientes criterios que lo identifican como Patrimonio Cultural del Estado: Representatividad, singularidad, autenticidad del diseño y materiales, presencia de valores simbólicos, históricos y estéticos, así como apropiación colectiva.  
 
Debido al mal estado de conservación del faro, fue intervenido para su rescate. Dichos trabajos de restauración se realizaron por parte del municipio antes de solicitar su inscripción en el inventario. 

 
Publicado por: oscar.gomez
Fecha de actualización: 24 de Junio de 2021 - 02:20 PM