Participantes de Innovación para la Cultura comparten ideas en asambleas ciudadanas



Son 25 las y los participantes integrantes de diversas comunidades, grupos y gremios, quienes aportan su visión y sugerencias en torno a la cultura, dentro de los talleres abiertos realizados en alianza por la Secretaría de Cultura de Jalisco y el British Council México, en torno al programa Innovación para la Cultura.

 
Desde el pasado 11 de febrero comenzó una serie de talleres que se extenderá hasta el mes de mayo, con distintos actores de la comunidad cultural de Jalisco como parte medular de Innovación para la Cultura, pues del diálogo en estos espacios, surgirá un documento con recomendaciones sobre política cultural en la Entidad que quedarán plasmados en un reporte abierto para el conocimiento de todas las personas.
 
Innovación para la Cultura es una iniciativa de distintas etapas que tiene como objetivo generar procesos de gestión de la cultura desde la visión de las personas, de la comunidad a quien deben de ir dirigidos los esfuerzos de mejora.
 
El programa de la Secretaría de Cultura de Jalisco da voz a 25 personas en esta fase -que atendieron a una convocatoria para formar parte de los talleres-, con quienes se trabajará en distintos momentos para que se presente un verdadero proceso de escucha y de retroalimentación. Estos participantes serán también recolectores de inquietudes en la comunidad donde se desarrollan como creadores, gestores culturales, promotores y/o servidores públicos.
 
Varios temas centrales motivan hasta el momento la discusión en los talleres, según el testimonio de algunos de los participantes: la descentralización de la cultura, la inclusión y la necesidad de contar con políticas a largo plazo. Sobre el ejercicio en sí, los participantes reconocen que es innovador en su esquema y aunque algunos de ellos ya han participado en puestas en común, tienen la esperanza de que en esta ocasión sus aportaciones sean tomadas en cuenta.
 
Israel Martínez, artista que trabaja en torno al sonido, explicó que en los talleres han tenido “discusiones muy diversas, ya que los participantes al venir de áreas tan distantes, pero al mismo tiempo tan conectadas, han compartido desde su experiencia con la cultura, desde sus contextos y sus realidades”.
 
La descentralización de la cultura, dijo Israel, debe seguir siendo el enfoque, y en esta etapa de cambio que vivimos en torno a la pandemia, desde la virtualidad o los medios digitales se puede hacer mucho, atendiendo también las brechas de la comunicación y de la educación en todos los municipios de Jalisco.
 
“Por qué no ir a donde sea en el Estado para compartir expresiones que habitualmente no llegan a todas las regiones, en beneficio de las personas pero que también ayudan al artista, quien no va a imponer una idea sino a retroalimentarse también”, señaló Israel.
 
Por su parte, Sofía Olmos, artista escénica y funcionaria pública, llevó a la discusión el tema de la discapacidad, mismo que desde su perspectiva presenta grandes retos como audiencia y como creadores, pero que comenzarán a alcanzarse con herramientas de inclusión.
 
“El uso de herramientas de accesibilidad cubre a las dos partes, a la audiencia y a los creativos. En las artes escénicas, con herramientas de accesibilidad como rampas para personas con discapacidad motora, audiodescripciones para personas ciegas, subtitulaje para personas sordas y con personal que sepa lengua de señas, ahora sí se puede decir ‘todos vengan al teatro, no pones ningún límite’, así poner más atención a la accesibilidad, es la llave para iniciar un nuevo discurso donde quepamos todos, como artistas y como espectadores”.
 
Sofía habló de un círculo virtuoso que se inicia con cambios pequeños, como por ejemplo hacer accesibles todas las convocatorias que lanza alguna institución, así los organizadores de aquello a lo que se invita, se dan cuenta que los busca una diversidad de personas, para las cuales deben prepararse para su atención.
 
Francisco Javier Sánchez, cofundador de la Casa de la Cultura “Arquitecto Gonzalo Villa Chávez”, de Tuxpan, Jalisco, subrayó que Innovación para la Cultura le ha permitido expresar cómo la vida cultural en los municipios generalmente se interrumpe con el cierre de cada administración: “necesitamos líneas de trabajo a largo plazo que no se vean afectadas por el inicio o término de las administraciones y que no cambien con cada partido político”.
 
Francisco subrayó que en Tuxpan la gran riqueza que aporta la cultura Náhuatl, hace que la región completa sea un referente de diversas prácticas que en este momento debido a la pandemia no se han llevado a cabo.
 
Para Saber Más:
 
Los talleres se realizan en alianza con British Council México, y se implementan a través de un grupo independiente de consultores nacionales e internacionales que incluye al mismo British Council, Cultura Jalisco, Aura Cultura, STBY, Birds of Paradise y Policy Lab UK elegidos con base en su experiencia y su especialización en este tipo de procesos.
 
Estos espacios son asambleas ciudadanas digitales, las cuales son incluyentes, abiertas y diversas. Las y los participantes respondieron a una convocatoria a la cual postularon 237 personas de 29 municipios de Jalisco.
 
Finalmente fueron elegidos 25 participantes con base en tres criterios: Primero, la relevancia de la carrera de los aplicantes en el terreno de la cultura; en segundo lugar, lo innovador de sus propuestas para abordar los retos existentes; y tercero, se buscó lograr la diversidad en las comunidades y representaciones de Jalisco.

 
Publicado por: oscar.gomez
Fecha de actualización: 17 de Febrero de 2021 - 02:51 PM