Conmemoran Día Nacional del Bibliotecario desde la distancia



El Día Nacional del Bibliotecario en México se conmemora cada 20 de julio y este año la fecha llega en un contexto nuevo, diferente, donde el trabajo de estos profesionistas ha evolucionado y se ha adaptado a medios de información y de comunicación actuales, que permitan seguir generando cercanía con los usuarios a pesar del confinamiento.

 
La pandemia por COVID-19 todo lo cambió. Las bibliotecas fueron unos de los primeros recintos que cerraron su puerta al público y en la Red de Bibliotecas Públicas del Estado de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC), se vieron obligados a reorganizar el trabajo para 737 bibliotecarios y bibliotecarias, quienes a la fecha desde su hogar generan actividades de fomento a la lectura que comparten por medio las redes sociales.
A través de videos y audios, las y los bibliotecarios de Jalisco recomiendan lecturas, cuentan cuentos, leen poesía y comparten lectura. En grupos de Whastapp y correos electrónicos principalmente, estos profesionistas siguen realizando su trabajo y mantienen el contacto con los usuarios que solían visitar las bibliotecas pero que hoy, también se encuentran en casa.
Estos mismos usuarios, según Esmeralda Foncerrada, jefa de la Red de Bibliotecas Públicas del Estado de Jalisco, continuamente preguntan cuándo abren las bibliotecas. Ello habla de que estos espacios son más que puntos de lectura, son lugares de encuentro que forman parte de la vida de las personas: “nos preguntan con frecuencia cuándo regresaremos, lo que nos indica que la función de las bibliotecas es necesaria”.
Esta reflexión es quizá la lección más importante que hasta el momento ha dejado la pandemia a los bibliotecarios de Jalisco, quienes siguen con actividades de capacitación desde la virtualidad y quienes comenzarán a prepararse en los protocolos sanitarios necesarios para un regreso seguro a las actividades habituales.
“Estoy convencida de que regresaremos más fortalecidos porque hemos tenido que aprender mucho de la pandemia”, dijo Esmeralda Foncerrada, quien para este Día Nacional del Bibliotecario, reconoce el esfuerzo en especial de estos profesionistas en Jalisco.
Las bibliotecas públicas son espacios que facilitan el acceso a la cultura donde la función del bibliotecario tiene una trascendencia social que debemos conservar: “ellas y ellos son servidores públicos que tienen un contacto directo con la comunidad y conocen los gustos y las necesidades de sus usuarios, ese contacto y ese conocimiento son fundamentales para que los puentes entre la comunidad y la cultura permanezcan y se fortalezcan”, añadió la funcionaria.
Y es cierto, en cada biblioteca es parte del escenario “natural” ver a los bibliotecarios siendo no sólo gestores de información, sino maestros, niñeros, actores, psicólogos y todo ello, con el fin de formar lectores.
Las bibliotecas continúan cerradas pero su personal está atento y abierto a adaptarse a las disposiciones de la autoridad sanitaria en las distintas fases de la pandemia. En Jalisco, la Red de Bibliotecas Públicas está integrada por 283 recintos distribuidos en los 125 municipios.
Fomentar el gusto por los libros desde la distancia
El objetivo de fomentar el gusto por los libros, sigue siendo el mismo desde cualquier plataforma, explicó Claudia Rivera Moreno, encargada de la Biblioteca Central “Profesor Ramón García Ruiz”, donde unas cuantas tareas se realizan a puerta cerrada y otras, las relacionadas con la promoción de la lectura, se mantienen por correo electrónico y chats.
 “En estos tiempos los bibliotecarios se han ajustado al trabajo virtual, de acuerdo a los planes fijados por la Dirección General y la Secretaría de Cultura, realizando las actividades y proyectos a través de la tecnología a fin de hacerlos llegar a los lectores”.
No ha sido fácil, mencionó Claudia, “ya que como prestadores de un servicio al público se está acostumbrado al trato directo con los usuarios y realizar las actividades de fomento a la lectura de manera presencial, disfrutando lograr que el lector se interese por los libros y la lectura”.
La Biblioteca Central Estatal es la más grande de todas las de la red, cuenta con un acervo de 50 mil volúmenes. Tiene una sala general, una sala de consulta, una sala infantil, una de internet y una para personas ciegas que por ahora están cerradas. Pero al interior del lugar se mantienen actividades de catalogación y clasificación de libros, así como de reparación de ejemplares.
Aquí se llevaba a cabo cada martes “El Guardagujas”, foro que pasó a la virtualidad con la colaboración de las editoriales que forman parte él y que brindaron la versión descargable de algunas de sus ediciones. Éstas se pueden encontrar de manera gratuita en la Biblioteca Emergente en la página web de Secretaría de Cultura: www.sc.jalisco.gob.mx

Publicado por: oscar.gomez
Fecha de actualización: 20 de Julio de 2020 - 10:52 AM