Músico tapatío es aceptado en Viena



Moisés Aguirre Cerros
Moisés Aguirre Cerros tiene una meta inmediata: terminar sus estudios de alemán. El resto del trabajo está hecho. Y es que hace un par de semanas el músico tapatío, que apenas alcanzó la mayoría de edad y que formó parte del Programa ECOS, Música para el Desarrollo, a cargo de la Secretaría de Cultura de Jalisco, audicionó para ingresar a la Universidad de Música y Arte Dramático de Viena, donde fue aceptado y será entonces el primer trompetista mexicano, y segundo de Latinoamérica, en estudiar la licenciatura en Música en dicha institución.

Cuando la escuela de música de su abuelo (Manuel Cerros Guevara, quien lo formó musicalmente) se integró a los núcleos ECOS, Moisés ya contaba con una trayectoria sólida, sin embargo, en el programa vivió distintas experiencias que lo fortalecieron como músico y compañero. “Si algo me brindó ECOS fue la seguridad al momento de tocar. Cuando hicieron la convocatoria para formar parte de la orquesta fue algo nuevo para mí, yo era trompetista de banda sinfónica, no de orquesta, y el hecho de formar parte de una orquesta, a nivel estado, fue un reto para mí”.

También asegura que en los campamentos de estudio organizados por ECOS, “aprendí cosas que todavía no había visto ni en Europa. El cómo hacer ensamble en una orquesta, no nada más era llegar y tocar fuerte como en la banda. Y si algo agradezco son estos momentos que ayudaron a mi crecimiento para relacionarme con los demás músicos”, señala Moisés.

Directo a Viena
Su formación ha sido lírica, y hace apenas dos años inició estudios formales de música, solfeo, contrapunto y armonía. “Cambia la percepción de la música, empiezas a ver que toda la información que tienes en la cabeza, que conoces por medio de los sonidos, se empieza a convertir en información, y en algo que puedes plasmar”, señala el trompetista. “Era algo que no sabía, y fue muy impactante”.

Moisés, de apenas 18 años, se presentó el año pasado en Europa y Asia (viajes que realizó con el apoyo de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC) a través del Fondo Proyecta Traslados), por ello es que pensó que llegó el momento de dar el siguiente paso: la profesionalización. La idea nació cuando Otto Sauter, uno de sus maestros, le planteó la posibilidad de estudiar en Austria, en una de las universidades más importantes de Europa, y del mundo. Prepararse para la audición le tomó más de un año, bajo la guía de Sauter, quien antes de que partiera a la gran prueba le dijo: “ve a hacer lo que ya sabes”.

Ese día, después de viajar casi 15 horas en avión (sin contar el tiempo de las escalas en México y Madrid), se levantó temprano, en Austria. Realizó su rutina de calentamiento, afinó. Escuchó las indicaciones en alemán, las entendió a la perfección, y en menos de cinco minutos, que duró la audición, demostró lo que podía hacer. “Para mí fue la mejor audición que he dado en mi vida”. Una vez en Viena, aspira graduarse de la licenciatura con especialización en trompeta, luego cursar la maestría, y por qué no, “tocar algún día con la mejor orquesta del mundo, yo sueño con llegar a la Filarmónica de Viena”. Por lo pronto, en octubre, Moisés se instalará en el alma mater de ­Zubin ­Mehta (el director de orquesta vivo más importante del mundo).

Referencias: 
Publicado por: altagracia.lizardo
Fecha de actualización: 27 de Marzo de 2019 - 01:19 PM